Silvadillo

MoralesArce

 
  Fecha: 11-12-2021
  Finca: SILVADILLO
  Puestos:
  Provincia: CC
  Organización:   Morales Arce
  Nivel:
  Calidad: 2b (medallas)
   
  14 8 0 0  
 
 

Silvadillo 210001Silvadillo 210001Silvadillo 210001Silvadillo 210001Silvadillo 210001

GRAN DÍA DE MONTERÍA EN LOS PACHORRAS.

Interesante encargo que me llegó de la mano del equipo de mi amigo Luis Samaniego, gerente de la empresa Micaza – Huntts.

Un grupo de jóvenes monteros quería disfrutar de una montería entre amigos… ¡y vaya si lo hicieron!.

Les buscamos un marco inmejorable para cazar, Las Villuercas extremeñas. Y se les alojó en uno de los pueblos más bonitos de España, y por lo tanto de Extremadura, Guadalupe (Cáceres). Que me consta que lo disfrutaron igual o más que la montería.

Nos pusimos manos a la obra rápidamente y nos metimos a marcar la mancha con tan solo 30 cintas. Puestos que iban a ocupar 25 de ellos, este grupo de jóvenes amigos, para completar montería con un grupo de cinco franceses que solicitaron cazar con nosotros por esas fechas.

Toque clásico y elegante de montería española pusieron unos. Para dar un aire naranja, pero también señorial, nuestros amigos franceses.

El lugar elegido para las migas y sorteo fue la Ermita de la Concepción de la población de Alía (Cáceres). El día nos recibió con una preciosa mañana, inmejorable para cazar, sin viento, sin frio y totalmente despejado.

Puntuales fueron todos, tanto los monteros nacionales como los extranjeros, y sin prisas, pero sin pausa, el desayuno comenzó a eso de las 9:00 horas y el sorteo a las 9:30h. La mancha quedo cerrada sobre las 11:30h sin antes olvidarnos de rezar como manda la tradición. En este caso se rezó a la patrona de todos los extremeños, La Virgen de Guadalupe. Escuchando nuestras plegarías nos protegió, además de regalarnos una MONTERIA con mayúsculas.

Muchas hozadas de jabalíes había en toda la mancha, al igual que mucha pista de cervuno, por lo que todos estábamos ansiosos de abrir portones.

A las 12:00h en punto dimos orden de soltar las 17 magníficas rehalas que ese día eligió mi socio Joaquín Cabanillas para batir esta apretada mancha de jaras, abulagas, madroñas, brezos, zarzas y chaparras (“apretá de cojones”).

En una mano mandaba nuestro amigo Crispín y esos magníficos perros. En otra nuestro gran amigo Jorge, con perros también de los más punteros de Las Villuercas. Y en otra nuestro amigo Nica, de rehalas La Suerte, con seguramente también los mejores perros de toda la Serena extremeña. Grandes rehalas las 17 que soltaron, quedándose sus rehaleros parados y sin perros desde el minuto uno.

Detonaciones al norte de la finca, detonaciones al sur, al este, al oeste y en todas las traviesas centrales, nos sacaban una sonrisa a Luis y a mi desde nuestro punto donde nos situamos para dirigir el concierto. Concierto de música clásica y muy montero el que llegaba a nuestros oídos y al de los monteros y rehaleros que vivieron esta bonita montería con muchos disparos y ladras de principio a fin.

En la primera mano, y antes de cazar en dirección a las sueltas, ya teníamos contabilizadas más de 180 detonaciones. Para terminar la montería con aproximadamente 225 disparos.

La montería término tarde; tuvimos que parar durante casi una hora al haber más de cinco perros rajados que tuvieron que coser en el monte. Escuchar a través de la emisora las prisas y nervios de los rehaleros por ayudar a sus perros demuestra un compañerismo y una lealtad difícil de explicar y fácil de entender.

La mancha estaba cargada de guarros y muchos de ellos buenos machos.

Curioso, las grandes piaras de jabalíes estaban en la finca lindera de Hollinejos, que también se cazaba ese mismo día. Y en esta nuestra, y después del celo, los machos apartados que buscaban tranquilidad fuera del bullicio de las piaras. ¡Vaya monterión que dio nuestro amigo David, guarda de Hollinejos, cobrando con tan solo 40 puestos cerca de 41 jabalíes y 29 venados!. ¡Enhorabuena David!.

Después de ese parón de cerca de una hora para coser canes, las manos volvían a los furgones sacando caza. Increíble las rehalas que cazaron en Los Pachorrillas.

Cerca de las 16:30h de la tarde indicamos a los postores que retiraran a los monteros de sus puestos para llevarlos al catering, donde se juntaron con cerca de 80 jóvenes que llegaron para rematar una divertida jornada de caza y campo entre amigos.

Maravilloso ambiente el que se vivió en la finca, tanto en la montería como en la comida, con gente joven que lo pasaron .

Los organizadores tuvimos la suerte de ver cazar y disfrutar del campo con esta joven generación de monteros, nuestro relevo de los que nos vamos haciendo “mayores”, que tuvo un comportamiento totalmente señorial y educado en todo momento.

Sonrisas constantes hubo en el catering, pero muchas más hubo en el cemento de la junta de carnes. Este grupo de 25 monteros nacionales, junto a los 5 amigos franceses, nos hicieron trabajar mucho a todo el equipo, juntando en el cemento un total de 8 jabalíes (tres para medir), 14 venados y 24 ciervas de gestión. Aún se están buscando dos grandes cochinos que se fueron pinchados, uno que hirió el puesto número 1 de la Traviesa Nueva, y el nº 2 de la armada de La Charca.

Dar las gracias a la Señora Alcaldesa de Alía por su amabilidad y atención que siempre nos da cuando la necesitamos. A nuestro amigo “La Chata”, por su gran trabajo en atender los comederos durante tantos meses y por estar al control de la finca. Agradecer a la propiedad su ayuda, en especial a Fran, que siempre está para lo que uno necesite. A rehaleros y muleros, y también al Catering Los Alisos que una vez más estuvo a la altura del evento.

Gracias, gracias y mil veces gracias.

Fuente: José Morales-Arce Escrivá de Romaní

ver más crónicas


AnuncioiModuloTiendadelMontero4AnuncioiModuloTiendadelMontero5