Los Veneros

MonterosdeSiempre

 
  Fecha: 12-10-2019
  Finca: LOS VENEROS
  Puestos:
  Provincia: BA
  Organización:   Monteros de Siempre
  Nivel:
  Calidad: - (medallas)
 
   
  16 12 0 1  
 
 

LosVeneros201903LosVeneros201905LosVeneros201904LosVeneros201902LosVeneros201901

El día de la Hispanidad citaba Isaac Álvarez, Capitán de Monteros de Siempre a sus socios en el Bar "La Piscina" de Valdecaballeros sobre las siete de la mañana para tras un rápido desayuno proceder al sorteo para que no se demorase la salida de las armadas.

Apremiaba cazar temprano dado que la calor sigue azotando en estas fechas y aún sin llover. La mancha que se iba a cazar es muy dura con un gran sopié salpicado de un bonito encinar y con mucho chaparro nuevo lo que hace que la finca albergue bastante caza en estas fechas a la querencia de la bellota que comienza a caer.

Tras un cierre rapidísimo de la zona a cazar se dio paso a los furgones de las rehalas y con el movimiento de estos ya se escuchaban disparos, lo que hacía presagiar que las reses se estaban moviendo inquietas por el trajín extraño en la mancha.

Las nueve y media marcaba el reloj cuando los perros se adentraban en el monte y con las primeras ladras llegaron los lances. Hoy, costaba sacar de los encames a los jabalíes y las rehalas tuvieron que emplearse a fondo.

Hubo posturas como el cinco de los collados ocupada por Isaías Fernández que también jugaron lance a muflón, concretamente este montero con seis muflones que buscaban el abrigo de los canchos de los que consiguió quedarse con el mejor.

El cierre de Los Pastillos parecía una auténtica feria y si no pregunten a Don Ángel Francisco Díaz que en el número ocho de esa armada se hizo con un bonito venado y un jabalí.

Las traviesas no se quedaban atrás y en la del camino, concretamente en el diez ocupado por Carlos Martín, daban en tierra dos venados de la mano del montero, de los cuales uno de ellos sería a la postre el mejor de la jornada.

Los perreros apretaban desde la falda de la sierra y provocaban la subida de las reses a la parte alta, no dando la cara a los puestos del sopié, pero mejorando la cuerda. Así, Francisco Carretero que ocupaba el número siete del collado se quedaba también con un venado.

A medida que transcurría la jornada y avanzaba la mañana subía el calor y bajaba el número de ladras y carreras y por consiguiente los lances.

Pasada la una del medio día se retiraba a los monteros a la comida y comenzaba la tarea de sacar las reses.

La recogida fue rápida y organizada y poco después de las dos estaba todo en el plantel con un total de 16 venados y 12 jabalíes a los que hay que sumar cinco ciervas de gestión.

Los monteros disfrutaron de comida y plantel y volvieron a casa con otra buena jornada vivida junto a Monteros de Siempre.

Fuente. Carlos Casilda

Ir a la Tabla de Resultados

 


AnuncioiModuloTiendadelMontero4AnuncioiModuloTiendadelMontero5