Valdelosajos

MonterosdeEncinaSola

 
  Fecha: 13-10-2018
  Finca: VALDELOSAJOS
  Puestos:
  Provincia: H
  Organización:   Monteros de Encinasola
  Nivel:
  Calidad: - (medallas)
 
   
  7 1 0 0  
 
 

Valdelosajos

LaMosca201801LaMosca201804LaMosca201803LaMosca201802 

Valdelosajos 

El Hotel de Encinasola era el punto de encuentro para los monteros que se habían dado cita para cazar la finca Valdelosajos.

En esta ocasión se cazaba la mancha de Charneca Amarilla, la cual se iba a cerrar con un total de treinta y cinco puestos.

Pasadas las nueve de la mañana comenzaba Paco Berjano con las últimas indicaciones sobre las características de la zona a cazar y empezaba sorteando los puestos de movilidad reducida. Una vez extraidos estos, se colocaron todas las papeletas encima de la pétrea mesa y comenzó el sorteo.

Como no había demasiados puestos, se hizo todo de golpe y posteriormente se organizaron las armadas.

Tras cerrar la mancha, se enviaron las rehalas al cazadero sin haberse escuchado disparos.

Mientras se colocaba el cierre del olivar, llegando el postor a la última de las posturas, veía como tres venados junto a cuatro ciervas abandonaban el cazadero sin haber podido cortarles el paso.

Nada mas soltar, los perros dieron con un gran jabalí, que plantó batalla a los perros de las rehalas de Los Valles y Sahína, siendo abatido no sin antes dejar varios perros cortados. A la postre, sería el único cochino abatido, dado que un encame que levantó Magallanes junto a la parte mas baja de la mancha, abandonaba el cazadero por los carros en pro de la Ribera, todos, sin ser molestados mas que por el acoso de los canes.

Mediada montería, los perros de Las Mallas arrancaban un venado que tras ser errado por Justo García le entraba a Curro Madrigal quien con mano diestra lo abatió de certero disparo en el tres del cierre del olivar.

Tras esto, y casi inmediatamente después los canes levantaban otro gran venado que abandonaba el cazadero siendo errado en el uno del olivar. Esta armada estaba jugando lance con el cervuno.

Así y poco después los perros de Manuel Caballero y Julián Sahína arrancaban ladra intensa con la que se destapó un venado que tras varios cambios de dirección emprendió la huida también hacia el olivar donde con un gran disparo lejano lo abatía el joven Justo García. 

La montería se fue apagando en fragor y cuando las rehalas emprendían ha la vuelta, un bonito venado era levantado y emprendiendo su corrida hacia el cierre lo abatió Ismael García con mano diestra.

La montería finalizó con un intenso calor, los monteros acudieron al cortijo de la finca donde disfrutaron de una comida exquisita, y el agua y los hielos se cotizaban al alza en un día en el que no había quien aguantase al sol.

Al final, el plantel se vio deslucido por el abandono de la finca de las reses sin jugar lance con ellas, por el excesivo calor que agotó a los canes y por qué no decirlo, el infortunio y desatino de los monteros a primeros de temporada.

Un jabalí, siete venados y veinte ciervas se bajaron a la casa.

Fdo.: Carlos Casilda