Slideshow Image Slideshow Image

Guía de Montería no apoya la Manifestación de Rehalas del 13 de septiembre

Los rehaleros en su protesta sobre las inspecciones de trabajo no tienen razón.

Vaya por delante que Guía de Monterías somos los primeros defensores de las rehalas y conscientes de lo ingrato de la profesión. Y que una buena rehala sólo se sustenta por la afición y sacrificio de los rehaleros y nunca por la mínima cantidad de dinero que reciben por su participación en las monterías, que en la mayoría de los casos, debería ser mucho más alta.

Pero en el caso de las Inspecciones de Trabajo no tienen razón. Se está reivindicando una ilegalidad y los rehaleros lo saben.

El Ministerio de Trabajo sólo quiere regularizar la actividad cinegética y cobrar la parte de cotización correspondiente. Igual que cualquier otra actividad o trabajo remunerado, no lucrativo. Y la labor de las rehalas en cualquier montería, está remunerada, aunque sea muy por debajo del valor real que desempeña. Diga quien diga lo contrario.

A la Administración, en este caso el Ministerio de Trabajo, no le interesa saber lo duro que es este papel, lo ancestral de la actividad, o las penurias que ha de pasar un buen rehalero esperando perros después de una montería. Como tampoco le interesa lo dura que pueden ser otras actividades como la que desempeña un minero o un trabajador de una planta química. A la  Administración sólo le interesa que cualquier actividad, si hay dinero por medio, cotice y que esté regulada, y de paso, asegurada ante cualquier eventualidad que pueda suceder, que en una montería, no lo olvidemos, es muy elevada.

Por todo ello Guía de Montería no apoya esta manifestación.

Apoyamos abiertamente y a los cuatro vientos su valor, la afición infravalorada de los rehaleros y su papel protagonista en todas y cada una de las monterías.

Apoyamos que tanto las nuevas organizaciones como los nuevos monteros, si aún hay alguien que no sabe lo que vale una buena rehala, se conciencie y incluso valore más por la labor que ésta desarrolla en la montería.

Pero eso es independiente con que si hay dinero por medio, aunque sea mínimo, la administración quiera “reclamar” su parte como la de cualquier otra actividad.

Si queremos que los cazadores seamos respetados, debemos dar cada paso con más razón y seguridad que cualquier otro. Como lo dimos en la manifestación de 2008 donde “Por el campo, la Caza y la Conservación” hicimos rectificar una política que en aquel momento se empeñaba en ningunear nuestra actividad. Entonces teníamos el 100% de razón y por eso estuvimos todos en primera línea. Como lo estaremos cuando la Asociación de Rehalas, rehaleros independientes o cualquier otro colectivo de nuestro mundo montero, tenga de nuevo el 100% (y no el 90%) de razón en las reivindicaciones.

217ManifestacionaRehalas