Slideshow Image Slideshow Image

LA BALTASALA


 
  Fecha: 08-12-2017
  Finca: LA BALTASALA
  Puestos:
  Provincia: H
  Organización:   Monteros de Encinasola
  Nivel:
  Calidad: - (medallas)
 
   
  7 21 0 0  
 

ElTiempoASoleado19

Pasadas las once y cuarto entraban las rehalas al cazadero y ya se habían contabilizado cinco lances distintos, lo que hacía presagiar que el cervuno se estaba moviendo.

 

MonterosDeEncinaSola2017BaltasalaPQ


LA BALTASALA

Soleada amanecía la mañana del día 8 de Diciembre, fecha que había escogido Monteros de Encinasola para cazar la finca dentro de su calendario de Picorotos. La mancha de la Baltasala, era el punto de mira de los cazadores, que venidos desde distintos puntos de la geografía española, se daban cita en el Hotel de la localidad, para degustar unas buenas migas mientras esperaban el sorteo.

Con puntualidad inglesa, a las nueve en punto tomaba la voz cantante Paco Berjano y acompañado de Antonio Luis Boza daba las últimas indicaciones sobre aspectos tan importantes como la seguridad y el estado de la mancha.

Tras el correspondiente rezo daba comienzo el sorteo de las posturas, y ponía a disposición de cualquier montero, tres puestos que se habían sacado del sorteo por su escasa belleza y su localización cercana a los remolques de las rehalas. Tras cedérselos a tres voluntarios, comenzó el sorteo.

Las armadas fueron saliendo tal y como se inscribían en las listas y sobre las diez y media de la mañana salía la traviesa del Caval, última en dirigirse al cazadero.

Pasadas las once y cuarto entraban las rehalas al cazadero y ya se habían contabilizado cinco lances distintos, lo que hacía presagiar que el cervuno se estaba moviendo.

Minutos después se producía la suelta y tras la misma vinieron las carreras y los disparos. Lances fallidos y acertados que fueron conformando un halo de misterio a la montería, que se arrancaba con estruendos y se envolvía en silencio por momentos.

No obstante, hubo lances de principio a fin, aunque la caza estuvo mal repartida, conglomerándose esta vez al contrario que la anterior, en la parte baja de la finca.

El que suscribe, se quedó con un venado de montería antes de soltar, teniendo otros dos lances mas, cobrándole caza tan solo a uno de ellos. Ignacio Iturbe, tras pasar una mañana atento a los acontecimientos, veía sorprendido como rozando las dos de la tarde un buen navajero se aproximaba raudo escurriéndose de los canes de caballero, y ejecutó un buen lance con temple y maestría, quedando abatido a sus pies.

El mejor jabalí de la jornada lo cobraba Antonio Sánchez Casablanca de certero disparo acompañado de su hijo. Carlos Hernández también conseguía hacerse con un jabalí en un intenso lance, con remate a cuchillo como mandan los cánones, estrenando así un regalo que le habían hecho, y Curro Madrigal se hacía con un doblete de jabalíes con su nuevo rifle.

Blas Rubio Salguero, conseguía en uno de los puestos de los voluntarios, uno de los cuatro espectaculares venados que se cobraron en esta bonita jornada, un ejemplar de doce puntas que intentó zafarse de la quema acollerado con otro también muy bueno, pudiendo ejecutar lance únicamente sobre este.

Israel Boza fallaba un tremendo venado, pero enmendaba el puesto abatiendo minutos después un magnífico navajero, pero la anécdota de la jornada la protagonizaron Emilio Jiménez, Manuel Vázquez Romero y un tremendo venado.

La cosa fue más o menos así. Antes de soltar las rehalas, una collera de venados transitan el puesto de Manuel Vázquez que, viendo que trasponían sin darle más opciones, le disparó tres veces con una escopeta a pesar de estar bastante lejos. En el último de los disparos, el joven montero advirtió como el animal acusaba el impacto, pero ya de nalgas.

Poco después, entraba al cazadero la traviesa del Caval, en la cual, el número uno era ocupado por Emilio Jiménez. La montería dio comienzo, y Emilio, observador y con mucha experiencia, advirtió que a sus espaldas, cuando algún perrillo transitaba el morro, jipaba o ladraba pero sin más consecuencias. Tras tener su lance la montería venía de vuelta,  y cuando los perreros dieron cara a su postura, Emilio dio las indicaciones sobre lo acontecido, pero no vieron nada. Como la montería venía agonizando y todavía les quedaba un trecho a los perreros hasta los remolques, Emilio, se percató que de nuevo algún can hacía en el mismo sitio un animal, o bien herido o bien muerto, por lo que decidió investigar el asunto, encontrándose con la enorme sorpresa de hallar un tremendo venado abatido.

Comunicó lo sucedido a la organización, mientras que Manuel en el cierre que trasponía dos morros por detrás del puesto de Emilio, comenzaba a buscar sangre del venado sin éxito. Pero, la casualidad quiso que el curioso disparo de escopeta entre las nalgas del cervuno hiciese inconfundible el autor del disparo, cediendo gustosamente así la res Emilio Jiménez al joven montero.

Con este acto ejemplar, comenzaba a conformarse un plantel que se ansiaba desde la comida, donde lances dispares eran comentados y las felicitaciones por su caballerosidad le llovían a Emilio.

Finalmente a la junta de carnes acudieron un total de 7 venados, 4 de ellos de gran porte y 21 jabalíes, con cuatro bocas entre ellos a los que hay que sumar 26 ciervas de gestión.

Otra buena jornada para CD Monteros de Encinasola.

Fte: Carlos Casilda Sánchez.

 

 

 

MonterosDeEncinaSola2017BaltasalaPQ